Medios de comunicación y RRSS

Consejos para evitar subir peso en Navidad

Cope Ávila (90.5 FM) – Programa 8 | 12 de Diciembre 2019

En el periodo de la Navidad, ¿qué ocurre?

  • Hay una menor actividad, peor descanso y más estrés.
  • Más eventos y celebraciones: comidas y cenas de empresa, meriendas con amigos, etc.
  • Más comidas hipercalóricas: Dulces, platos muy densos tradicionales, grandes raciones y sobras.

Tener una relación saludable con la comida pasa por aprender a estar en una mesa llena de manjares y no volverse loco, y tampoco sentirse mal por comerse un trozo de turrón. No es necesario renunciar, sólo planificar y gestionar de forma responsable. No es lo mismo tomar un trozo de turrón en Nochebuena que estar comiéndolo desde Septiembre.

El promedio de ganancia de peso en Navidad es de 3-4 kg, así que vamos a dar unos consejos para intentar mantenernos lo más estable posible.

Alimentación en Navidad

Prioriza ensaladas, platos de verdura, legumbres y pescado con preparaciones sencillas (plancha, vapor, hervido, horno) los días no señalados.

Planifica y equilibra tus días: si por ejemplo tienes previsto una cena copiosa (Nochebuena) prepara la comida más sencilla a base de verdura, incluye más fruta en tu desayuno, etc.

Respeta los horarios, no sirve de nada saltarse comidas antes del “banquete”, es más llegarás con mucho más hambre y tendrás ganas de comerte todo lo que haya en la mesa.

Ejercicio, ¡No dejes de moverte! Hacer ejercicio te ayuda a quemar parte del exceso de calorías de estas fechas y a controlar el estrés relacionado con esta época. Además, podrás dormir y descansar mejor.

Date tiempo para comer. Come tranquilo y relajado (20’ – masticar 20 veces). Así facilitamos la digestión y evitamos molestias y pesadez tras un exceso.

Escucha tu cuerpo y detente de vez en cuando a analizar si aún tienes hambre o estás comiendo simplemente por gula.

El agua es la bebida de elección. Alcohol, cuanto menos mejor. Cerveza 0.0 y refrescos light o Zero, podrían ser buenas opciones fuera de casa (sin abusar).

Cuida las raciones:

  • No es necesario privarse pero sí comer con moderación.
  • En lugar de grandes platos, sirve pequeñas porciones de todo lo que queramos tomar.
  • No repetir platos
  • ¡Comparte el postre si no eres capaz de rechazarlo!
  • Si eres el anfitrión evita probar todo mientras cocinas o comerás 2 veces!

No sirvas los platos demasiado rápido, deja tiempo suficiente entre uno y otro para comer despacio y relajados; así será más fácil parar de comer al saborear y sacar el mayor provecho a cada mordisco.

Dulces y especialidades navideñas:

  • Prueba a hacer tus propios dulces navideños
  • No los tengas a la vista!
  • Resérvalos solo para los «días señalados» y tómalos en cantidades muy pequeñas. Hacerlo como postre después de una comida principal en lugar de tomarlos entre horas te ayudará mejor a controlar la porción.
  • Aquí tienes una idea para que hagas tu dulce de Navidad

Lo importante no es la comida: Disfruta del ambiente navideño y la compañía, céntrate en las conversaciones con esos seres queridos que quizá hace tiempo no ves o aprovecha para conocer mejor a compañeros de trabajo en las cenas de empresa.

Si te descontrolas y no consigues comer como te gustaría, se amable contigo y practica la aceptación, en lugar de fustigarte y tratarte mal. Si te castigas por ello, te sentirás peor, más estresado y culpable y eso no funciona, más bien significa más gasolina para los atracones.

Con todos estos consejos ya no tendrás excusas para no coger peso estas Navidades, pero lo más importante de todo es que las disfrutes.

Feliz Navidad y Feliz 2020!

**Gracias a mi compañera Isa de Isanutrisalud por haberme aportado gran parte de la documentación para éste post


A continuación os dejo el vídeo de la colaboración en el programa.



Únete ahora y recibe consejos sobre nutrición y próximos eventos

Al suscribirte aceptas la política de privacidad

Deja una respuesta