Medios de comunicación y RRSS

Movimiento Realfood

Cope Ávila (90.5 FM) – Programa 7 | 28 de Noviembre 2019

El movimiento Realfooding es un estilo de vida que nace con el propósito de defender la comida real y luchar contra el entorno obesogénico y la epidemia de los ultraprocesados, con el objetivo de mejorar la salud de la población a través de la alimentación.

Hace la siguiente clasificación:

  1. Alimentos sin procesar, mínimamente procesados o si han sufrido un procesamiento industrial, éste no ha empeorado la calidad de la composición o no ha interferido en sus propiedades saludables que tienen de manera natural, que los llama comida real.

Por ejemplo:

  • Verduras, hortalizas y frutas
  • Frutos secos
  • Legumbres
  • Pescado y marisco
  • Tubérculos
  • Cereales 100% integrales o de grano entero
  • Huevos
  • Carnes sin procesar
  • Leche fresca
  • Hierbas, especias y semillas
  • Café e infusiones
  • Alimentos procesados que los podemos dividir en “buenos procesados” y “malos procesados o ultraprocesados”. Éstos últimos son los que hay que controlar y evitar su consumo.

Los buenos procesados.

Son alimentos que han sufrido un procesamiento industrial o artesanal beneficioso o inocuo con respecto a sus propiedades saludables para hacerlos más seguros, duraderos y agradables al paladar o para facilitar su consumo.

El producto suele estar envasado y lleva etiqueta nutricional donde se leen entre 1 a 5 ingredientes, los cuales no se encuentran cantidades significativas (menor o igual al 5-10% del total) de azúcar, harina refinada o aceite vegetal refinado.

Ejemplos de buenos procesados son:

  • Aceite de oliva virgen extra
  • Leche UHT, yogures y lácteos fermentados
  • Panes integrales 100%
  • Chocolate negro o cacao en polvo >70%
  • Gazpacho envasado
  • Legumbres de bote
  • Pescado enlatado
  • Bebidas vegetales sin azúcares añadidos
  • Jamón ibérico de bellota
  • Comida real congelada: frutas, verduras, pescado, etc.
  • Comida real envasada al vacío

Los malos procesados o ultraprocesados.

Son alimentos que sufren procesos industriales para convertirlos en otras preparaciones industriales comestibles con diferentes técnicas de procesamiento y cuyo consumo tiene efectos negativos para la salud.

Éste tipo de productos suelen tener cinco o más ingredientes y entre ellos se encuentran:

  • Azúcar añadido en sus primeros ingredientes (también en distintos nombres como dextrosa, jarabe de glucosa, fructosa, maltodextrina…).
  • Aceites vegetales refinados: aceite de girasol, aceite de palma, aceite de nabina, aceite de semilla de uva, etc.
  • Aditivos, muchos aditivos: colorantes, conservantes, potenciadores del sabor, emulsionantes, etc.
  • Harinas refinadas (no especifica la palabra “integral” y su porcentaje de integral).
  • Sal

Estos ingredientes consiguen productos duraderos, listos para consumir, atractivos, ultrapalatables y altamente rentables para que se vendan y consuman por encima del resto de

El problema es que éste tipo de productos alimentarios nos malnutren y perjudican a corto, medio y largo plazo por la pésima calidad de los ingredientes que lo componen.

Ejemplos de ultraprocesados son:

  • Refrescos y bebidas azucarada
  • Bebidas energéticas
  • Zumos envasados
  • Lácteos azucarados 
  • Bollería
  • Panes refinados
  • Carnes procesadas
  • Pizzas industriales
  • Galletas y derivados
  • Cereales refinados y barritas
  • Precocinados y listos para calentar o freír
  • Patatas fritas y snacks salados
  • Dulces, chucherías y helados
  • Productos dietéticos o de adelgazamiento
  • Salsas comerciales
  • Pescados procesados

Los productos ultraprocesados hay que evitarlos porque:

  • Son insanos. Son ricos en azúcares añadidos, grasas refinadas, sal y/o aditivos.
  • Son artificialmente densos en calorías por cada ración del producto.
  • Son pobres en nutrientes, como fibra, fitoquímicos, minerales, etc.
  • Son hiperpalatables. Inhiben nuestros mecanismos naturales de saciedad.
  • Desplazan y sustituyen el consumo de alimentos reales.
  • Tienen una mayor disponibilidad en nuestro entorno que los alimentos reales.
  • Tienen una mayor publicidad y marketing que los alimentos reales.

Fuente: https://realfooding.com/


A continuación os dejo el vídeo de la colaboración en el programa.



Únete ahora y recibe consejos sobre nutrición y próximos eventos

Al suscribirte aceptas la política de privacidad

Deja una respuesta